Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 

Los primeros habitantes de las tierras emergidas
Alberto González Fairén

¿En qué momento colonizaron los seres vivos la tierra emergida en nuestro planeta? Esta es una de las preguntas fundamentales de la ciencia, y la respuesta depende en gran medida de cómo identificamos las “tierras emergidas”.
a primera evidencia directa de la existencia de organismos vivos en superficies continentales antes del periodo Cámbrico, durante el Proterozoico (Figura 1), se presentó en 2011 por el equipo de Paul Strother, del Boston College. Básicamente se trataba de restos (paredes celulares, estructuras orgánicas, ver Figura 2) de posibles microfósiles de eucariotas establecidos en agua dulce embalsada. Antes, en 2009, Paul Knauth, de la Universidad del Estado de Arizona, había presentado su hipótesis de que las plantas colonizaron las zonas costeras de la Tierra hace 800 millones de años. Su estudio se basaba en el análisis de isótopos de carbono y oxígeno en sedimentos de aguas someras, y sus resultados abrieron una posibilidad que aún hoy se discute.
Las edades del Proterozoico
Figura 1: Las edades del Proterozoico.
Acritarcos y agrupaciones celulares...
Figura 2: Acritarcos y agrupaciones celulares precámbricas encontradas en Escocia. (Strother et al., 2011) Click para ampliar!
Aparte de los posibles habitantes de charcas y de la presencia inferida de plantas en las costas, toda evidencia de vida en tierra firme previa al periodo Ordovícico (anterior a 485 millones de años) es indirecta, solamente inferida a partir de signos de erosión de rocas no marinas y de la presencia de paleosuelos (Figura 3). Los paleosuelos son sedimentos que indican la presencia de suelos fósiles, por definición expuestos a la atmósfera. El problema con los paleosuelos es que normalmente se reconocen por las trazas dejadas por los organismos que vivieron en ellos, particularmente las raíces de las plantas, y esto plantea un problema de difícil solución: ¿cómo reconocer un suelo fósil en un sedimento que no contiene raíces vegetales? Por esta razón, la existencia de fósiles de organismos que indiquen la presencia de vida en tierras emergidas durante el Precámbrico (antes de hace 542 millones de años) es muy rara y está fuertemente discutida.
Paleosuelo en Valverde del Camino
Figura 3: Paleosuelo en Valverde del Camino. (Huelva)
Con el propósito de ofrecer nuevas soluciones a este problema desde otra perspectiva, Gregory Retallack, de la Universidad de Oregón, publicó en diciembre de 2012 sus resultados de años de investigación en sedimentos del Precámbrico. Retallack realizó sus investigaciones en el sur de Australia, en rocas que datan del periodo Ediacariense (desde hace 635 hasta hace 542 millones de años, ver Figura 1). Las rocas analizadas contienen abundantes restos de vida macroscópica, de organismos típicos de Ediacara: estructuras de gran tamaño identificadas como fósiles de seres vivos (Figura 4). Descubiertos por primera vez en el sur de Australia, los fósiles de Ediacara se han encontrado posteriormente en casi todo el mundo, aunque su naturaleza concreta aún no está definida. Sin duda, son estructuras organizadas, pero si eran animales no se asemejan a ningún otro animal vivo o fósil. Por esta razón, se ha propuesto que se trata de protistas gigantes, hongos, algas, líquenes o incluso algún tipo de seres vivos diferente a todo lo conocido y hoy extinto. Pero donde sí existe consenso es en la naturaleza de sus hábitats: los Ediacarienses vivían en los suelos arenosos y bien iluminados de aguas someras en plataformas continentales. De hecho, las rocas analizadas por Retallack, ricas en fósiles de Ediacarienses, habían sido catalogadas previamente como sedimentos marinos.

Retallack encontró asociaciones de los sedimentos ediacarienses con rocas que se formaron bajo condiciones no marinas, así como patrones geoquímicos e isotópicos en las rocas que sugieren pedogenésis durante el Ediacariense. También identificó nódulos de carbonato, cristales de arena y fracturas causadas por desecación o por la presencia de hielo. Por lo tanto, Retallack asegura que los resultados de sus investigaciones demuestran que algunas de las rocas son, en realidad, paleosuelos. Como estas rocas contienen fósiles de Ediacarienses, su conclusión es inmediata: algunos de estos organismos vivieron sobre tierra emergida, tal vez en forma de líquenes o de colonias microbianas. Se trataría, por tanto, de los primeros organismos que vivieron sobre tierra firme en nuestro planeta.

Los trabajos de Retallack han abierto un amplio debate. Para Shusai Xiao, de Virginia Tech, la evidencia presentada por Retallack es ambigua. Xiao asegura que el desequilibrio isotópico es resultado de procesos geoquímicos posteriores a la formación de los sedimentos, que los nódulos de carbonato y los cristales de arena son también característicos de ciertos sedimentos marinos, y que las fracturas son similares a las que se producen al desplazarse sedimentos antiguos. En todo caso, como apunta Knauth en referencia a las investigaciones de Retallack, es positivo que las explicaciones establecidas cambien con la llegada de nuevos datos, y éstos deben ser considerados seriamente. Ahora es el tiempo del análisis de las investigaciones de Retallack, las conclusiones vendrán más adelante.
Dicksonia
Figura 4: Fósil (a) y modelo (b) de Dicksonia, un organismo típico Ediacariense. (NASA Astrobiology Institute) Click para ampliar!
 
 
Ithaca (New York), EEUU, 03 de Enero de 2013.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@gmail.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links Blog