Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 

Los primeros animales
Alberto González Fairén

¿Aparecieron los primeros animales antes del Ediacariense? ¿Qué papel jugó en su evolución la presencia de oxígeno en la atmósfera y en los mares?
unque existe cierta controversia en relación a los registros más antiguos, la evidencia bioquímica sugiere que los primeros microorganismos que poblaron la Tierra pudieron aparecer hace unos 3.700 millones de años, menos de mil millones de años después de la formación del planeta. Sin embargo, no hay restos de animales en el registro fósil hasta hace unos 600 millones de años, el periodo Ediacariense. Sí han aparecido posibles pruebas indirectas de la existencia de animales mucho antes. Estas indicaciones de posible vida animal primitiva nos han llegado en forma de marcas de desplazamiento u otras actividades dejadas por animales muy antiguos sobre terrenos blandos hace unos 1.000 millones de años, pero en ningún caso se trata de organismos fosilizados.

Una forma de verificar la autenticidad de estas marcas de desplazamiento es compararlas con otras conocidas en rocas del Ediacariense, ya que sí tenemos constancia de la existencia de animales en esta época. Por lo tanto, entender las marcas que dejaban estos animales primitivos de cuerpo blando hace 600 millones de años es esencial para determinar si las marcas en rocas de 1.000 millones de años pueden ser o no huellas dejadas por el movimiento de formas de vida animal.

El grupo de Giulio Mariotti, de la Louisiana State University, ha examinado los restos de posibles marcas de desplazamiento animal en rocas del Ediacariense, y ha concluido que en realidad puede tratarse de colonias microbianas. En sus experimentos, provocaron el movimiento de colonias bacterianas sobre un sustrato arenoso en el fondo de un tanque de agua, y obtuvieron como resultado una serie de morfologías impresas en la superficie sólida muy similares a formas fosilizadas tradicionalmente atribuidas al movimiento de animales del Ediacariense (Figura 1). Por supuesto, los resultados de Mariotti no significan que todas las huellas fósiles atribuidas al desplazamiento de animales primitivos sean en realidad restos de colonias microbianas (recordemos que la naturaleza tiene la irritante costumbre de generar morfologías muy similares a través de procesos muy diferentes, ver la siguiente nota de 2015); pero sí proporcionan una posible explicación alternativa a las huellas fósiles, tanto a las del Ediacariense como a las de hace 1.000 millones de años.

La duda de si las huellas en rocas de 1.000 millones de años son marcas de desplazamiento animal o bacteriano no es el único problema al que se enfrenta la idea de que pudiera haber animales antes del Ediacariense. En realidad, los océanos de la Tierra pudieron ser un entorno desfavorable para la emergencia de vida animal hace 1.000 millones de años. Es posible que para que apareciese en la Tierra vida compleja de tipo animal fuera necesaria previamente una notable acumulación de oxígeno en las aguas, aunque esta relación entre el origen de los animales y la disponibilidad de oxígeno es una de las grandes controversias que hoy existen en Paleontología.
Primeros animales...
Figura 1: A la izquierda, posibles huellas de desplazamiento de animales ediacarienses; a la derecha, los experimentos de Mariotti et al. (SEPM/Journal of Sedimentary Research) Click para ampliar!
Por un lado, Timothy Lyons, de la Universidad de California en Riverside, y sus colaboradores, afirman que la falta de oxígeno inhibió el desarrollo de la vida animal hasta hace unos 800 millones de años. En concreto, sus modelos predicen grandes variaciones espaciotemporales en las concentraciones de oxígeno superficial, y anoxia absoluta en la zona béntica, que podrían explicar la ausencia de animales en el registro fósil previo al Ediacariense. Sin embargo, el equipo de Donald Canfield, de la Universidad del Sur de Dinamarca, asegura que sus experimentos proporcionan pruebas de que los primeros animales pudieron vivir con unos niveles de oxígeno no superiores al 0.5-4% de la concentración atmosférica actual: comprobaron que las esponjas, similares a los primeros metazoos, pueden sobrevivir en laboratorio con muy bajas concentraciones de oxígeno, lo que implicaría que el oxígeno nunca fue un factor limitante para la evolución de la vida animal.

Para terminar de complicar el escenario, el equipo de Christopher Reinhard, de Georgia Tech, recordó este verano que los océanos son y han sido siempre sistemas extremadamente complejos, con zonas más o menos profundas, muy fríos en los polos y templados en el ecuador, y con distribuciones heterogéneas de gases, sedimentos, sales e incluso algas. Y que estas distribuciones no son permanentes, sino que cambian en el espacio y en el tiempo, lo que sin duda habrá afectado al desarrollo de los metazoos.

Por lo tanto, la distribución heterogénea de oxígeno en un sistema variable y en continua evolución como es el océano, unido a la posibilidad de que los primeros animales pudieran sobrevivir contando únicamente con una fracción del oxígeno disponible actualmente, abre grandes expectativas para imaginar una aparición relativamente temprana de la vida animal sobre la Tierra, quizás antes del Ediacariense. Sin embargo todavía no tenemos confirmación definitiva de esta precocidad animal en el registro fósil, ya que las posibles huellas de desplazamiento animal de hace 1.000 millones de años acaban de ser cuestionadas. La identificación y datación definitiva de los primeros animales terrestres arrojará luz sobre las probabilidades de existencia de vida compleja en otros planetas.
 
 
Madrid, España, 05 de Octubre de 2016.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@gmail.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links Blog