Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 

Novedades desde Marte
Alberto González Fairén

Los últimos meses han registrado una importante acumulación de resultados proporcionados por las investigaciones de los robots que están analizando Marte. Veamos algunas.
l rover Opportunity va a pasar los próximos meses haciendo pocas investigaciones nuevas. Acaba de dejar atrás una colina (Cape York, donde ha estado trabajando más de un año) en el borde del cráter Endeavour, y el objetivo es llegar a una ladera inclinada hacia el norte antes de agosto (en otra colina más al sur denominada Solander Point, Figura 1), de forma tal que pueda recibir la suficiente cantidad de energía del Sol sobre sus polvorientos paneles solares como para permanecer activo durante el invierno marciano en el hemisferio sur. Este pequeño viaje comenzó en mayo, y por el camino Opportunity sobrepasó el segundo puesto en el podio de los récords de desplazamientos sobre una superficie extraterrestre, hasta entonces en posesión del rover de la misión Apolo 17 en 1972 (hizo 35.89 km). En algún momento durante este verano, Opportunity superará el récord absoluto hasta la fecha, la marca que consiguió el rover ruso Lunokhod 2 sobre la Luna en 1973 (>37 km) (Figura 2). No deja de maravillar todo lo que está consiguiendo un robot diseñado para una misión de 3 meses, que ha perdido ya la funcionalidad de varios de sus instrumentos, y que además tiene problemas de maniobrabilidad en la rueda delantera derecha. Para complicarlo todo aún más, una tormenta de arena entorpeció las actividades de Opportunity durante los primeros días de mayo. La Figura 3 recoge dos fotografías tomadas por el rover casi a la misma hora marciana con 5 días de diferencia. La primera imagen es del 3 de mayo (Sol 3296), justo después de la conjunción, y en ella se aprecian claramente la sombra del brazo articulado del rover y el borde del cráter Endeavour. El 8 de mayo (Sol 3301) las imágenes han perdido mucha nitidez debido al polvo acumulado en la atmósfera. Las actividades de Opportunity se ven afectadas en gran medida por estas tormentas de arena, ya que el rover obtiene su energía por medio de paneles solares. A pesar de todas estas limitaciones, sólo unos pocos días después de la tormenta Opportunity localizó y analizó arcillas sobre la superficie de Marte: fue la primera confirmación de la presencia de arcillas en Marte conseguida por un robot sobre el suelo, no desde órbita.
El paisaje que está estudiando Opportunity...
Figura 1: El paisaje que está estudiando Opportunity. (NASA)
Distancias recorridas por rovers sobre la Luna y Marte...
Figura 2: Distancias recorridas por rovers sobre la Luna y Marte, actualizado en mayo de 2013. (Astronomy now) Click para ampliar!
Por su parte, Curiosity realizó durante el mes de mayo la segunda perforación de la historia sobre la superficie de Marte, a sólo unos 3 m de distancia del lugar donde había realizado la primera unas semanas antes (Figura 4). En ambas perforaciones han aparecido importantes cantidades de arcillas. Estas arcillas son materiales depositados hace más de 3.500 millones de años, es decir, son materiales muy antiguos, que datan de la más temprana historia geológica de Marte. Esta datación coincide con la de las arcillas localizadas por Opprotunity, y confirma descubrimientos previos realizados con robots orbitadores, que han proporcionado evidencias que confirman que Marte estuvo fabricando arcillas al principio de su historia. Para ello, el agua líquida tuvo que ser abundante en la superficie y/o en la subsuperficie del planeta. Ahora, el objetivo inmediato de Curiosity es también recorrer un largo camino: la misión del rover es llegar lo antes posible al monte que ocupa la zona central del cráter Gale, Aeolis Mons. La información obtenida con diferentes orbitadores indica que la base del monte exhibe una secuencia de arcillas y sulfatos que podría proporcionar datos muy valiosos para entender la evolución climática y geológica de Marte. En definitiva, es muy posible que en el momento de publicación de estas líneas, los dos rovers marcianos estén recorriendo decenas de metros cada día para alcanzar sus objetivos lo antes posible.

Los orbitadores también siguen proporcionando nuevos datos. Por ejemplo, el análisis de las imágenes de Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) ha servido para estimar que Marte sufre un bombardeo constante, calculado en más de 200 asteroides pequeños o fragmentos de cometas, de entre 1 y 2 metros de diámetro, cada año. Estos impactos son capaces de producir cráteres de al menos 4 metros de diámetro en Marte, un tamaño al alcance de la resolución de la cámara HiRISE (High Resolution Imaging Science Experiment) de MRO. El equipo de HiRISE ha identificado 248 impactos nuevos en áreas concretas del planeta, de las que se tiene registro completo durante la última década. Extrapolando estos datos al planeta entero, los investigadores han llegado a la tasa mencionada de más de 200 impactos al año. Esta cifra es equivalente a un impacto por año en un área equivalente a la superficie de España. Estudios anteriores, basados en la tasa de impactos sobre la Luna, estimaban una tasa de impacto en Marte entre 3 y 10 veces superior a la medida ahora con HiRISE. Los nuevos datos ayudarán a establecer mejores estimaciones de la edad de las superficies más modernas de Marte, un objetivo que hasta ahora se ha mostrado difícil de conseguir por culpa de los cambios climáticos capaces de alterar la superficie.
Los efectos de la tormenta de arena...
Figura 3: Los efectos de la tormenta de arena alrededor de Opportunity. (NASA/JPL)
Finalmente, otras noticias de Marte nos llegan por investigaciones realizadas en laboratorios en la Tierra. El equipo de Juliane Gross, del American Museum of Natural History, ha demostrado que el manto de Marte contiene tanta agua como el de la Tierra. Hasta ahora, no estaba clara la cantidad de agua que contiene el manto de Marte, porque la mayoría de los meteoritos basálticos de Marte contienen muy poca agua, comparados con los basaltos de la Tierra. Esta escasez de agua se interpretaba como un reflejo de las características del manto de Marte. Pero se admitía que también podía ser debido al proceso de pérdida de volátiles al que se someten las rocas cuando son expulsadas volcánicamente. El equipo de Gross ha analizado granos minerales de apatito en un meteorito marciano (NWA 6234) que no experimentó pérdida de volátiles en su viaje hasta la superficie de Marte. De hecho, este meteorito tiene la más alta concentración de volátiles medida en un meteorito marciano, similar a la de los basaltos de las dorsales oceánicas terrestres. Este descubrimiento sugiere que el contenido en volátiles del manto de Marte es similar al de los basaltos oceánicos de la Tierra. Un contenido en agua en el manto marciano similar al de la Tierra es condición imprescindible para que Marte haya tenido océanos en la superficie alguna vez.
La primera perforación de Curiosity
Figura 4: La primera perforación de Curiosity. (NASA/JPL/MSSS/Kremer/DiLorenzo) Click para ampliar!
 
 
Ithaca (New York), EEUU, 06 de Junio de 2013.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@gmail.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links Blog