Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 

Agua líquida y compuestos orgánicos en Marte
Alberto González Fairén

Por primera vez, los dos ingredientes básicos de la vida se han identificado de forma incontrovertible en Marte.
sta vez sí. En numerosas ocasiones anteriores, tal vez demasiadas, se había anunciado el descubrimiento de agua líquida en Marte. Pero la realidad es que nunca era agua líquida y estable en la actualidad, tan sólo indicios indirectos de su presencia, indicios que además eran casi siempre reflejo de eventos ocurridos en tiempos remotos: huellas de erosión fluvial, procesos sedimentarios, sales y minerales hidratados, hielo en el suelo y el subsuelo, y marcas de escorrentía.

Toda esta ingente evidencia geológica nos ha permitido saber que Marte tuvo una enorme cantidad de agua líquida en el pasado, distribuida en ríos, lagos y glaciares, y que incluso llegó a formar océanos sobre su superficie. Pero nunca habíamos detectado ni el menor rastro de agua líquida en el Marte actual. Si acaso, tal vez, una pequeña gota condensada en una de las patas de la sonda Phoenix (Figura 1), que aterrizó en las planicies del polo norte de Marte en 2008, y este extremo es aún objeto de discusión y controversia entre la comunidad científica. Aparte de esta (remota) posibilidad, no teníamos evidencia alguna de la existencia de agua líquida actualmente en Marte.
Phoenix - Marte - gotas de agua
Figura 1: Serie de imágenes de una de las patas de Phoenix, tomadas en los
Soles 8, 31 y 44 de la misión, que sugieren la presencia de gotas de agua.
(NASA)
En julio de este año, el equipo de Roberto Orosei, del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia, trabajando con los datos del radar MARSIS de la sonda Mars Express, identificó la primera evidencia incontestable de la presencia de agua líquida en Marte hoy. Sus datos confirman la existencia de un pequeño lago escondido bajo un kilómetro y medio de capas de hielo en el polo sur del planeta (Figura 2). La masa acuosa tiene forma irregular, con una longitud máxima de 20 km, y un espesor mínimo de 1 metro. Por supuesto, podría tener un espesor muchísimo mayor, pero los datos de radar sólo permiten definir un valor mínimo. En total, se trata de al menos cientos de millones de metros cúbicos de agua líquida.
MARSIS capas de hielo del polo sur de Marte
Figura 2: Perfil obtenido con MARSIS de las capas de hielo del polo sur de Marte. La capa basal más brillante es el agua líquida.
(ESA/NASA/JPL/ASI/Univ. Rome; R. Orosei et al 2018) Click para ampliar!
Es importante destacar que tal vez ni siquiera sea un lago en sentido estricto, tan sólo sedimentos saturados de agua. En cualquier caso, el depósito acuoso se encuentra a 70 grados bajo cero, mantenido en estado líquido gracias al calor geotermal, la presión de la masa de hielo que lo esconde, y una elevadísima concentración de sales de sodio, magnesio y calcio. Agua mucho más fría que cualquier lugar de la Antártida, incluidos los lagos bajo el hielo que se esconden en el continente helado de la Tierra. Pero agua líquida en el Marte actual.

Es verdad que ha sido un descubrimiento hasta cierto punto anticipado. Todos los modelos geológicos y geotérmicos de Marte apuntaban ya desde hace décadas a la posibilidad de la existencia de agua líquida subterránea en Marte. Y el lugar idóneo para identificar estos depósitos acuosos es bajo los polos y con técnicas de radar desde orbitadores, para los que el hielo es transparente. Pero no por esperado deja de ser un avance fundamental: confirmar los modelos con datos empíricos es lo que hace progresar la ciencia.

Este descubrimiento revolucionario se une a otro gran hallazgo realizado también este año, en este caso usando datos del rover Curiosity: la primera evidencia de la presencia de compuestos orgánicos sobre la superficie marciana. La búsqueda de compuestos orgánicos en Marte se remonta al menos hasta los años setenta del pasado siglo, con los experimentos de las sondas Viking. Pero hasta ahora, como en el caso del agua líquida, todos los resultados habían sido, en el mejor de los casos, controvertidos.

En junio de este año, el equipo de Jennifer Eigenbrode, de NASA, publicó sus resultados describiendo la identificación de compuestos orgánicos en rocas de más de tres mil millones de años de antigüedad, formadas en el fondo de un antiguo lago en el cráter Gale. Las muestras se tomaron apenas a unos centímetros de profundidad (Figura 3), lo que alimenta la esperanza de que sean aún más abundantes más abajo en el subsuelo. Los compuestos orgánicos identificados podrían ser simplemente el producto de reacciones químicas en las rocas, o haber llegado a Marte a bordo de meteoritos o cometas. Pero también podrían ser restos de seres vivos, o de los materiales que les sirvieron de alimento.
Perforación en la roca “Mojave”
Figura 3: Perforación en la roca “Mojave”, realizada en el Sol 882 de la misión Curiosity (29 de enero de 2015), donde han aparecido los compuestos orgánicos. (NASA) Click para ampliar!
Así que este año está cambiando radicalmente nuestra visión de Marte. Ahora sabemos que es un planeta que ha tenido y tiene agua líquida y moléculas orgánicas. De esos materiales básicos estamos hechos todos los seres vivos de la Tierra. Por lo tanto, la pregunta inmediata es: ¿hay vida en Marte? ¿O al menos la hubo en el pasado? Buscar evidencias de vida, o de sus restos, es el siguiente objetivo indiscutible en la exploración de Marte. Los próximos dos rovers que se enviarán al planeta en 2020 (ExoMars de la ESA y Mars2020 de la NASA) comparten esa meta prioritaria.

Un lago de agua líquida bajo el polo sur de Marte es posiblemente el último lugar donde un ingeniero querría enviar una nave de exploración: allí, el invierno es largo, oscuro y muy frío, y perforar kilómetro y medio de hielo en otro mundo está muy lejos del alcance de nuestra tecnología actual. Por fortuna, el equipo de Orosei remarca que sus investigaciones continúan en distintos puntos del planeta, y que resultados similares ya no son en absoluto descartables en otras latitudes marcianas más accesibles para la exploración.

Es el momento de recordar que, en enero de este año, se descubrieron grandes depósitos de hielo de agua en zonas tropicales de Marte (Figura 4; más información click aquí). Se trata de sedimentos compuestos casi exclusivamente por hielo de agua, que se extienden desde apenas 1-2 metros bajo la superficie hasta más de 100 metros de profundidad. Estos hielos en latitudes más templadas podrían esconder también lagos de agua líquida o barros saturados, que estarían situados mucho más cerca de la superficie. Por lo tanto, serían mucho más accesibles para su exploración astrobiológica inmediata.
Hielo de agua bajo la superficie de Marte
Figura 4: Hielo de agua bajo la superficie de Marte, expuesto en las paredes
de un barranco. (NASA/JPL-Caltech/UA/USGS) Click para ampliar!
 
 
Madrid, España, 26 de Julio de 2018.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@gmail.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links Blog