Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 

Perforar el suelo de Marte para encontrar vida
Alberto González Fairén

La estrategia a seguir para encontrar marcianos pasa
por acceder al subsuelo.
ace ya tiempo que cobró fuerza la idea de que para buscar vida en Marte va a ser necesario perforar y acceder a la subsuperficie del planeta. El motivo es que la subsuperficie puede esconder nichos habitables, al estar protegida de las extremas fluctuaciones térmicas y la intensa radiación que no puede ser bloqueada por la fina atmósfera, y además podría retener más humedad.

De hecho, el rover Curiosity de la NASA lleva un pequeño taladro capaz de alcanzar profundidades de algunos centímetros. De igual modo, el rover Rosalind Franklin, parte del programa ExoMars de la ESA, portará un perforador capaz de acceder hasta los 2 metros de profundidad (Figura 1). Y otras misiones en estudio incorporan estrategias similares.
El rover Rosalind Franklin
Figura 1: El rover Rosalind Franklin. (ESA) Click para ampliar!
Una de las últimas pruebas para validar esta estrategia se acaba de llevar a cabo en el Desierto de Atacama, al norte de Chile. Allí, un rover autónomo capaz de extraer muestras de la subsuperficie marciana se ha probado bajo las condiciones de extrema sequedad de Atacama (Figura 2). El rover ha sido capaz de obtener muestras recogidas hasta a 80 cm de profundidad, la máxima cota alcanzada hasta ahora con perforador montado en un rover.

Para validar los resultados obtenidos por el rover de forma autónoma, el equipo liderado por Kim Warren-Rhodes, de SETI, comparó las muestras conseguidas empleando el rover con otras recogidas por el equipo de forma manual. Al secuenciar el ADN de las muestras, los dos métodos produjeron resultados similares.

En particular, en todas las muestras de Atacama se obtuvo una amplia colección de microorganismos adaptados a vivir en condiciones de elevada salinidad, algo también esperable en Marte si existe vida actualmente. Otro dato que se obtuvo a partir de los dos grupos de muestras (rover y manuales) fue que la distribución de las comunidades microbianas no es continua, si no que está en forma de parches. Y en todos los casos la biomasa total era muy escasa.

Esta distribución es la que cabría esperar si nos atenemos a la propia localización del agua y los nutrientes en el suelo del Desierto de Atacama, también discontinua. De hecho, los lugares con mayor tensión osmótica estaban preferentemente deshabitados. En definitiva, este estudio demuestra una notable relación entre la biocomplejidad, la humedad y la geoquímica de los suelos.

Los resultados del trabajo del equipo de Warren-Rhodes acerca de los patrones de distribución y la densidad de población de las comunidades microbianas en Atacama parecen indicar que buscar vida en Marte, o incluso sus restos, podría ser más complejo de lo anticipado. Sobre todo teniendo en cuenta que en Atacama la humedad proviene básicamente de las nieblas y las escasas lluvias, mientras que en Marte se originaría casi exclusivamente desde acuíferos subterráneos. Sin embargo, también es cierto que las lecciones que se aprenden en estos trabajos llevados a cabo en análogos terrestres de Marte pueden ayudar a guiar la detección de vida marciana en el futuro, especialmente enseñando a los rovers autónomos dónde y cómo deben buscar.
El rover del equipo de Warren-Rhodes
Figura 2: El rover del equipo de Warren-Rhodes en Atacama.
(S.B. Pointing) Click para ampliar!
 
 
Madrid, España, 07 de Marzo de 2019.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@gmail.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links Blog