Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 

La “explosión del Cámbrico” que nunca existió
Alberto González Fairén

Las transiciones biológicas durante el Proterozoico tardío y el Fanerozoico temprano no responden en absoluto a un evento único o explosivo.
a “explosión del Cámbrico” es un término que se viene usando reiteradamente para referirse a la supuesta rápida diversificación del reino animal durante el Cámbrico temprano. Según esta hipótesis, prácticamente todos los grandes grupos de metazoos aparecieron a la vez en la Tierra en un corto intervalo de tiempo, partiendo de los organismos simples del Precámbrico (Figura 1).

El pasado mes de diciembre, un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Michigan liderados por Jacob Beasecker, publicaron en la revista oficial de la Sociedad Geológica Americana un contundente alegato sobre la necesidad de no emplear el término “explosión del Cámbrico” en la literatura científica de ahora en adelante, por su enorme inexactitud a la luz de las investigaciones más recientes.

Beasecker y sus colaboradores comienzan recordando cómo Darwin nunca logró explicarse la aparente ausencia de metazoos en el Precámbrico, y llegó a considerar esta ausencia como la mayor debilidad de su teoría de la evolución por selección natural, publicada en 1859. Sin embargo, los datos acumulados durante más de 150 años permiten asegurar que nada “explotó” ni “detonó” en el mundo animal al principio del Cámbrico.

El grupo de Beasecker bucea en la literatura científica para identificar el primer uso de la expresión “explosión del Cámbrico”, y concluyen que su pedigrí no está nada claro. A principios del siglo XX, la aparición repentina de abundantes (macro)fósiles a partir del Cámbrico se convirtió en canon en los libros de texto de Geología. El uso más antiguo del adjetivo “explosivo” para referirse a un patrón general de diversificación rápida en la historia temprana de un linaje parece estar en textos de 1944.

Ya en 1948, Preston Cloud empezó a criticar el adjetivo “explosivo” para describir la biodiversificación del Cámbrico. Cloud señalaba ya entonces que la escala temporal en la que habrían aparecido todos los grupos de metazoos podría ser de decenas de millones de años, es decir, en absoluto “explosiva”. Sin embargo, el término ha tenido un éxito enorme y aún hoy, si escribimos “Cambrian explosion” en un buscador de internet, nos encontramos con más de 300.000 resultados.
El tiempo geológico en la Tierra
Figura 1: El tiempo geológico en la Tierra hasta el Cámbrico.
(M. van Heiningen) Click para ampliar!
Pero su popularidad no se compadece con su rigor, como demuestran un sinnúmero de investigaciones recientes. La filogenética molecular ha permitido reconstruir el desarrollo evolutivo de los metazoos durante mucho tiempo antes del Cámbrico. La posibilidad de identificar restos biológicos y ciclos biogeoquímicos en el registro geológico del Proterozoico permite situar el origen de muchos procesos biológicos complejos asociados a los metazoos muy atrás en el Precámbrico. El descubrimiento de fósiles proterozoicos que permiten medir la disparidad morfológica (esto es, la variedad de los diferentes planes corporales de los metazoos) previa al Fanerozoico ha permitido verificar que las innovaciones biológicas de los metazoos no se limitan al Cámbrico, sino que siguieron un patrón regular a medida que la vida colonizaba tierra firme. Estos mismos fósiles han permitido establecer una evidente continuidad evolutiva en los animales biomineralizadores (es decir, formadores de conchas) a través de la transición entre el Ediacariense y el Cámbrico (Figura 2). Y la integración de los registros bioestratigráficos y geoquímicos indica que las transiciones biológicas entre el Proterozoico y el Fanerozoico fueron la suma de una serie de radiaciones sucesivas que se construían unas basadas en otras.

En definitiva, concluye el grupo de Beasecker, los procesos y las escalas temporales implicadas fueron mucho más complejos que lo que sugiere una expresión que asociamos a un evento único y rápido. Y van más allá: para ellos, la razón fundamental para evitar el uso de la expresión “explosión del Cámbrico”, es su apropiación por parte de los seguidores de explicaciones no científicas del origen de la vida. En estos círculos, la perplejidad que le causó a Darwin la “explosión cámbrica” es usada constantemente como si aún extrañara a la comunidad científica 150 años después. Obviamente, no es así.

Beasecker y sus coautores concluyen que la literatura científica debe usar términos más precisos para referirse a la radiación de los metazoos, y proponen alternativas tales como “diversificación cámbrica” o “radiación cámbrica”. Ciertamente, la biodiversificación al inicio del Cámbrico fue un evento único, pero no se rompió ninguna regla evolutiva ni hay ningún misterio inexplicable en ella a la luz de la biología moderna.
Transiciones biológicas del Precámbrico al Cámbrico
Figura 2: Transiciones biológicas del Precámbrico al Cámbrico.
(M. Montellano) Click para ampliar!
 
 
Madrid, España, 08 de Diciembre de 2020.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@gmail.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links Blog