Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 

El declive de los dinosaurios antes de Chicxulub
Alberto González Fairén

El impacto que excavó el gran cráter situado en la península del Yucatán, en México, que toma su nombre de la cercana villa de Chicxulub, se ha asociado con la extinción de los dinosaurios. Pero, ¿estaban los dinosaurios realmente en su apogeo antes del impacto?
a visión clásica de la paleontología sobre el final de los dinosaurios, y sobre todo la que ha permeado el conocimiento popular, sostiene que fue un evento catastrófico el que borró de la Tierra a los grandes saurios. Se han propuesto diversas teorías para explicar el abrupto cambio que sufrió la biosfera terrestre al final del periodo Cretácico, y entre ellas las que cuentan con mayor aceptación son el impacto de un bólido de unos 10 kilómetros de diámetro cerca de lo que hoy es la ciudad de Chicxulub (en la península de Yucatán, México, Figura 1), y la sucesión de episodios de vulcanismo masivo en el área de Deccan (en el centro y el oeste de India). En octubre del año pasado, el grupo de Paul Renne, de Berkeley, sugirió que ambos fenómenos podrían estar relacionados, y que fue el impacto en Chicxulub el que provocó un incremento sustancial en las tasas de vulcanismo en el Deccan, al concentrarse los efectos sísmicos del impacto en las antípodas del punto de colisión del asteroide.
Capa de iridio en Colorado, EE.UU...
Figura 1: Capa de iridio en Colorado, EE.UU. El iridio es un elemento muy pesado, y durante la formación planetaria se hunde en el núcleo: por eso es tan raro en la corteza terrestre. Sin embargo, se ha identificado en numerosos lugares alrededor de la Tierra una fina capa de sedimentos rica en iridio, que separa en todos los casos los depósitos cretácicos de los terciarios. Los asteroides son ricos en iridio, y por esta razón Luis y Walter Álvarez propusieron en 1980 que fue el impacto de un meteorito el que marcó el final del Mesozoico. En 1990 se identificó el cráter de Chicxulub, que tenía el tamaño y la edad precisos para ser el responsable de la formación de la capa de iridio planetaria.
(blog.world-mysteries.com) Click para ampliar!

La consecuencia de estos eventos catastróficos y coincidentes en el tiempo fue la acumulación de polvo en la atmósfera, el bloqueo parcial de la luz solar, el enfriamiento del planeta durante meses y la pérdida masiva de vegetación. Los grandes dinosaurios herbívoros no pudieron adaptarse y murieron, y con ellos perecieron también sus predadores. Al mismo tiempo, el incremento del dióxido de carbono provocó una acidificación de las aguas oceánicas, alterando los ecosistemas donde habitaban los dinosaurios marinos.

Sin embargo, una nueva investigación liderada por Manabu Sakamoto, de la Universidad de Reading, en Reino Unido, y publicada el pasado mes de abril, sugiere que los dinosaurios se encontraban ya en un pronunciado estado de declive al menos 50 millones de años antes del final de la era Mesozoica. El decrecimiento en el número de especies se observa en todos los grupos de dinosaurios, aunque los patrones de decadencia difieren. Por ejemplo, los grandes saurópodos, herbívoros de cuellos largos como el Diplodocus o el Argentinosaurio (Figura 2), experimentaban unas tasas de extinción más acusadas. Por el contrario, los terópodos, grupo al que pertenecían los Alosaurios y los Tiranosaurios, experimentaban un debilitamiento más gradual.

Argentinosaurus huinculensis
Figura 2: Argentinosaurus huinculensis.
(Bonaparte & Coria) Click para ampliar!
La causa de esta disminución en la diversidad de los dinosaurios parece encontrarse en una pérdida de su habilidad para generar especies nuevas con la suficiente rapidez, a medida que los cambios ambientales producían la desaparición de especies existentes. Como resultado, comenzaron a ser incapaces de adaptarse a las sucesivas crisis ecológicas, producidas fundamentalmente por la deriva continental y el incremento de la actividad volcánica durante la segunda mitad del Cretácico. Cuando se produjo una crisis global de grandes proporciones (el impacto de Chicxulub y el vulcanismo masivo en el Deccan), los dinosaurios simplemente fueron incapaces de adaptarse con la rapidez necesaria y desaparecieron.

La naturaleza última de esta gran crisis global al final del Cretácico sigue en discusión. Para intentar obtener más datos que puedan confirmar la importancia del gran impacto del final del Mesozoico, en marzo de este año comenzó la primera exploración detallada del cráter de Chicxulub. El cráter se encuentra sumergido bajo las aguas del golfo de México, y tiene 180 kilómetros de diámetro. Un proyecto de la Universidad de Texas ha financiado la construcción de una plataforma de perforación similar a las usadas para extraer petróleo, situada a 30 kilómetros de la costa y en aguas de 17 metros de profundidad (Figura 3).

El primer paso de la perforación ha sido atravesar los 500 metros de sedimentos marinos que se han depositado encima del cráter desde el Cretácico. En el momento de la publicación de este texto, se están extrayendo muestras del fondo marino de hasta 1.500 metros de profundidad, y que pertenecen a los sedimentos excavados y modificados por el impacto. El análisis de estas muestras proporcionará nuevas pistas acerca de las causas que hicieron desaparecer a los grandes dinosaurios de la superficie de la Tierra.
Plataforma de perforación...
Figura 3: Plataforma de perforación operativa.
 
 
Madrid, España, 06 de Mayo de 2016.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@gmail.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links Blog