Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 

Una colección de materiales extraterrestres
Alberto González Fairén

El pasado mes de diciembre regresaron a la Tierra dos robots enviados para recoger muestras de la Luna y de un asteroide, y este mes comienza la aventura de traer rocas desde Marte.
a mejor manera de conocer nuestro vecindario cósmico es tener la oportunidad de estudiar materiales de otros mundos directamente. Más allá de los datos que nos proporcionan nuestros telescopios u orbitadores en torno a otros cuerpos celestes, el estudio directo de materiales extraterrestres permite un conocimiento más profundo del Sistema Solar. Como aún no disponemos de la tecnología para llevar astronautas científicos hasta otros mundos allende la Luna, recurrimos a la estrategia de traer pedacitos a la Tierra.

Hace dos meses, la cápsula Hayabusa2, de la Agencia Espacial Japonesa (JAXA), cumplió su misión de traer materiales del asteroide 162173 Ryugu. También en diciembre, la sonda china Chang’e 5 trajo la Tierra muestras de la Luna por primera vez desde el final de los programas Apolo (EE.UU.) y Luna (U.R.S.S.) en los años 70. Y el 18 de febrero de este año, el rover Perseverance llega a la superficie de Marte como primera fase de una compleja arquitectura que prevé traer muestras de Marte a la Tierra por primera vez.

En orden cronológico, JAXA ha sido la primera en traer su carga espacial estos meses. El 5 de diciembre de 2020, la cápsula con las muestras de Ryugu culminó con éxito su aterrizaje controlado en el desierto de Australia. La cápsula llegó intacta y con su sellado perfectamente mantenido. Hayabusa2 había sido lanzada en 2014, llegó a Ryugu en 2018 y pasó un año y medio observando el astroide y tomando las muestras (Figura 1). Una vez recuperado el cargamento en Australia, se llevó a Japón, donde está siendo estudiado desde el día 14 de diciembre.
La sombra de Hayabusa2
Figura 1: La sombra de Hayabusa2 se proyecta sobre la superficie de Ryugu durante su ascenso después de recoger las muestras.
(AXA / Tokyo Univ. / Kochi Univ. / Rikkyo Univ. / Nagoya Univ. / Chiba Institute of Technology / Meiji Univ. / Aizu Univ. / AIST)
El material traído por Hayabusa2, que se estima en unos 5,4 gramos, incluye algunas rocas recogidas directamente de la superficie de Ryugu, así como muestras de su interior: la sonda disparó una bala de tántalo al asteroide, y recogió parte del material eyectado. También es posible que el contenedor incluya algunos gases provenientes directamente de Ryugu, un extremo que aún está en estudio. Al ser los asteroides materiales primordiales del Sistema Solar, que por su reducido volumen no han sufrido apenas transformaciones químicas importantes desde su formación, su estudio ayuda a entender los primeros tiempos de la historia de nuestro sistema planetario.

La segunda misión de estos últimos meses que ha traído materiales extraterrestres es de manufactura CNSA (Agencia Espacial China). El 17 de diciembre de 2020, la sonda lunar Chang’e 5 aterrizó en Mongolia, y los equipos de recuperación aseguraron de inmediato la cápsula con las muestras. La misión de Chang’e 5 duró 23 días, desde que la sonda se lanzó el 23 de noviembre. Un viaje de 8 días situó a la sonda en la superficie lunar, donde comenzó su misión (Figura 2). El 6 de diciembre, un vehículo de ascenso con las muestras despegó de la Luna, se acopló a un orbitador, y la misión emprendió rumbo a casa el 13 de diciembre.
Vista de la superficie lunar desde Chang’e 2
Figura 2: Vista de la superficie lunar desde Chang’e 2.
(CNSA) Click para ampliar!
Su objetivo era recoger muestras de la superficie y la subsuperficie hasta completar unos 1,8 kilogramos. La zona de aterrizaje de Chang’e es totalmente distinta a las de las misiones Apolo: mientras que NASA trajo muestras de áreas de la Luna muy antiguas, con una edad estimada entre 3.000 y 4.000 millones de años, CNSA ha seleccionado una zona formada mucho más recientemente, hace solo unos 1.200 millones de años. Esta diversidad de materiales permitirá conocer mejor la evolución de la Luna, así como probar nuevas técnicas para estimar la edad de los diferentes cuerpos del Sistema Solar.

Y la tercera expedición con objetivo de traer materiales extraterrestres comienza en febrero del corriente año. El día 18 de ese mes aterriza en Marte el rover de NASA Perseverance, con la misión de estudiar los sedimentos dejados por un antiguo lago en el cráter Jezero. Además de portar un complejísimo equipamiento para realizar análisis in situ del entorno, el rover también tiene la misión de seleccionar un conjunto de muestras que serán traídas a la Tierra por una misión posterior.

Perseverance tiene un pequeño almacén en su interior con 43 tubos vacíos, listos para ser rellenados con muestras marcianas (Figura 3). A lo largo de su trayecto, el rover irá recogiendo muestras de diferentes materiales del suelo y las rocas de Marte, las introducirá en los tubos y sellará éstos herméticamente. Posteriormente, los guardará en su almacén interior, a la espera de que el equipo científico de la misión decida qué proceso es más sencillo: que Perseverance los deje en el suelo marciano para que el futuro rover los recoja, o hacer una transferencia directa entre rovers. Las muestras deberán llegar a la Tierra en algún momento aún sin especificar, posiblemente a partir de 2031.

Estas tres muestras de Ryugu, la Luna y Marte se unirán a las que ya tenemos en la Tierra, procedentes de misiones anteriores a la Luna (de NASA y la Unión Soviética entre 1969 y 1976), el cometa Wild 2 (de la sonda Stardust de NASA, aterrizada en 2006), el asteroide Itokawa (de la sonda Hayabusa de JAXA, aterrizada en 2010), y partículas del viento solar (de la sonda Genesis de NASA, aunque el material está comprometido porque la sonda se estrelló a su regreso a la Tierra en 2004). Asimismo, el 24 de septiembre de 2023 llegarán a la Tierra las muestras del astroide Bennu recogidas por la sonda de NASA Osiris-REX. Poco a poco estamos completando una interesante colección de materiales extraterrestres.
Prototipo del sistema de almacenamiento
Figura 3: Prototipo del sistema de almacenamiento
de muestras de Perseverance. (NASA/JPL-Caltech) Click para ampliar!
 
 
Madrid, España, 06 de Enero de 2021.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@gmail.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links Blog