Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
     
Mensaje Sitio Oficial Carl Sagan
 
La lluvia meteorítica de "La Criolla"
Maximiliano C. L. Rocca
uestro planeta gira alrededor del Sol a una distancia de éste de
149,6 millones de kilómetros. La velocidad promedio de la Tierra girando alrededor del Sol es de 29,9 km/s. Este dato nos será muy útil luego para calcular la órbita heliocéntrica del meteorito de La Criolla (Provincia de Entre Ríos, Argentina).

No está solo en su viaje cósmico. Junto con los planetas, también viajan alrededor del Sol el polvo interplanetario, los meteoroides, los cometas y los asteroides. Se podría decir que los asteroides son escombros cósmicos que sobraron de la construcción planetaria. Fragmentos de roca o metal que tienen desde muchos kilómetros, hasta unos metros de diámetro y que giran alrededor del Sol.

El Sol y los planetas se formaron hace unos 5 mil millones de años a partir de una nebulosa galáctica de gas y polvo calientes. A medida que el gas se enfriaba se condensaba en gotas y granos que luego se agrupaban y aglomeraban por la mutua fuerza de atracción gravitatoria. Formaron entonces cuerpos sólidos menores de diversos tamaños. A partir de ellos crecieron los planetas y los sobrantes de ese episodio son los asteroides de hoy.

Los asteroides del Cinturón Principal giran alrededor del Sol en órbitas casi circulares entre Marte y Júpiter desde el origen del Sistema Solar. Sin embargo, a ciertas distancias del Sol, la fuerza de atracción gravitatoria de los planetas los perturba en su viaje orbital cambiándoles el rumbo. Son las llamadas RESONANCIAS ORBITALES. Júpiter es el responsable principal, con su enorme fuerza de gravedad, de alterar las órbitas de los asteroides del Cinturón Principal. Los atrae cambiando una órbita casi circular en una nueva, ahora de forma elíptica (ovalada). Otro mecanismo de cambio orbital son los impactos y choques entre asteroides dentro mismo del Cinturón Principal. Ellos producen astillas gigantes que salen disparadas en nuevas órbitas que las alejan de su lugar de origen.

En muchos casos estas órbitas nuevas de los asteroides se cruzan con la de algún planeta cercano y éste, a su vez, también perturba otra vez la órbita del asteroide. Muchos asteroides se mueven en órbitas verdaderamente caóticas por todo el Sistema Solar interior. Es así cómo un asteroide que se originó en el Cinturón Principal se transforma, con el tiempo, en un "Asteroide que se Acerca a la Tierra" (AAT en español). En inglés se los conoce como
"Near Earth Asteroids" (NEAs).

Los Asteroides que se Acercan a la Tierra (AAT) giran en órbitas elípticas (de forma ovalada) y como consecuencia, su distancia al Sol cambia mucho en cada periodo de translación.

La idea de cuán ovalada es una órbita nos la da la EXCENTRICIDAD orbital. Este parámetro varía desde cero (un círculo) hasta 1 (una parábola). Cuanto más cerca de 1 está la excentricidad orbital de un cuerpo espacial, más ovalada es la órbita.

Es por eso que los AAT se cruzan con la órbita de la Tierra. Según el tipo de órbitas heliocéntricas que tengan los AAT se clasifican en:
Amores: Asteroides que cruzan la órbita de Marte pero no la terrestre. Toman su nombre del asteroide 1220 Amor, una roca de 1 km de diámetro.
Apollos: Asteroides que pueden cruzar las órbitas de Marte, la Tierra, Venus y hasta Mercurio. Pueden chocar con nuestro mundo. Toman su nombre del asteroide 1862 Apollo, una roca de 1,2 km de diámetro descubierta en 1932 por K. Reinmuth en Alemania.

Cuando se encuentran a la misma distancia que la Tierra está del Sol, estos asteroides siempre viajan a más de 29,9 km/seg.
Atons (en inglés Atens): Asteroides que cruzan la órbita terrestre y la de Venus pero no la de Marte. Son difíciles de descubrir porque están normalmente cerca del Sol y éste, con su proximidad, deslumbra las imágenes. Pueden chocar con la Tierra. Toman su nombre del asteroide rocoso 2062 Aton (Aten en inglés), descubierto en 1976 por E. F. Helin en USA. Se trata de una roca de 1 kilómetro de diámetro bastante esférica.
Los asteroides con órbitas tipo Apollo o Aton pueden chocar con la Tierra.

Al entrar en contacto con la atmósfera terrestre viajando a varios kilómetros por segundo, la fricción con el aire quema la superficie del objeto cósmico. Su destino dependerá de tres factores básicos: la masa del objeto cósmico, su velocidad y su ángulo de entrada en la atmósfera terrestre.

La velocidad de entrada de estos objetos interplanetarios varía desde unos pocos km/s hasta unos 80 km/s. Sin embargo, la gran mayoría entra en nuestra atmósfera a un promedio de velocidad de unos 15 km/s. En cuanto al ángulo de entrada en la atmósfera vale decir que cuando éste es muy vertical con respecto al plano del suelo, el objeto tiende a sufrir mayor fricción y desgaste en la atmósfera. Si el ángulo es muy pequeño, entonces el objeto puede "rebotar" en la atmósfera y volver hacia el espacio.
Meteoritos y Bólidos
Se define como un bólido a todo evento luminoso relacionado con la entrada en la atmósfera de un meteoroide que tenga una magnitud visual de entre -4 y -17. Para dar una idea de la escala de brillos, el Sol tiene asignada una magnitud visual de -26,8, la Luna llena de -12,7, el planeta Venus de -4,2 y Sirio (la estrella más brillante) de -1,4. Los bólidos son tan brillantes como la Luna llena o más. La interacción y la fricción con la atmósfera terrestre comienzan a unos 80 km de la superficie.

Si el cuerpo cósmico sobrevive al paso ígneo por la atmósfera se lo llama "meteorito". Un meteorito es todo meteoroide (cuerpo sólido del espacio menor a 100 m) que entra en la atmósfera terrestre y sobrevive a la fricción aterrizando en la superficie relativamente intacto. Normalmente, el promedio de pérdida de masa de un meteoroide pequeño en su paso por la atmósfera terrestre va desde un 50% a un 98% de la masa inicial, dependiendo mucho del ángulo de ingreso en la atmósfera y la velocidad de ingreso.

Los meteoritos suelen fragmentarse en la atmósfera y así se desparraman en lo que se conoce como "lluvias de meteoritos". Veamos un ejemplo:

La noche del 26 al 27 de marzo de 2003, una roca de unos 2 metros de diámetro entró en la atmósfera sobre USA. Luego de un bólido descomunal, se fragmentó en miles de pedazos que se esparcieron por unos 10 km en los suburbios del Sur de la Ciudad de Chicago. Se recuperaron un total de cerca de 500 fragmentos de meteoritos pétreos.

Pero, ¡vayamos al caso de "La Criolla" de Argentina!
La lluvia meteorítica de "La Criolla"
El día 6 de enero de 1985 a las 18:15 hs (hora local) ocurrió un evento realmente inusual en la Estación La Criolla, Provincia de Entre Ríos, Argentina (S31º14', W58º10'). Apareció repentinamente en el cielo una enorme bola de fuego color azul más brillante que el Sol. En pocos segundos cruzó el cielo velozmente. Casi al mismo tiempo, se escucharon una serie de fuertes truenos y detonaciones y para culminar el espectáculo cósmico, cayeron por toda una zona elíptica de 10 x 7 km varios miles de aerolitos. Uno de los aerolitos perforó el techo de una casa, felizmente sin dañar a sus ocupantes.

En total se recogieron hasta la fecha más de 40 kg de aerolitos en esta zona.

Estos meteoritos de La Criolla se clasifican hoy como "Condritas Ordinarias del tipo L5". Esto último significa en la jerga científica que son meteoritos mayoritariamente pétreos compuestos por dos minerales de Silicio, Oxígeno, Hierro y Magnesio: el Olivino (de color verde oliva) y el Piroxeno (de color verde o bronce) y también contienen algo de Hierro-Níquel metálico y algún Sulfuro de Hierro.
 
La lluvia meteorítica de "La Criolla"
 
La lluvia meteorítica de "La Criolla"
 
La lluvia meteorítica de "La Criolla"
Algunos fragmentos hallados de la lluvia
meteorítica de "La Criolla".
Veamos ahora qué tipo de órbita heliocéntrica tenía el meteoroide de La Criolla antes de chocar con la Tierra:

Si creamos un modelo exacto geométrico-astronómico de las posiciones de la Tierra y el meteoroide de La Criolla, podremos calcular qué tipo de órbita heliocéntrica tenía originalmente. Es importante recordar que la Tierra pasó por su Perihelio (*) el día 3 de enero de 1985.

Se estima que la masa del meteoroide de La Criolla antes de entrar en la atmósfera terrestre era de aproximadamente una tonelada.

Con estos datos y la hora exacta de caída del meteorito de La Criolla, podemos deducir matemáticamente la velocidad orbital del meteoroide antes de entrar en la atmósfera terrestre. A partir de ese dato se dibuja una órbita alrededor del Sol.

Hechos los modelos y cálculos resulta ser que esta velocidad orbital era mayor a 29,9 km/s.

Ningún asteroide viajando alrededor del Sol en una órbita del tipo Aton podría tener esa velocidad orbital ese día y a esa hora. Sólo un asteroide del tipo Apollo puede tenerla. Por lo tanto, se llega a la conclusión de que el meteoroide que luego dio origen a la lluvia de meteoritos de La Criolla seguía una órbita heliocéntrica del tipo APOLLO.

Conclusión: Los meteoritos de La Criolla eran originalmente fragmentos de un asteroide rocoso que viajaba en una órbita heliocéntrica del tipo APOLLO.

¡Qué interesante poder saber entonces que los meteoritos de La Criolla viajaban originalmente desde mas allá de Marte visitando regularmente el Cinturón de Asteroides Principal para luego acercarse a nuestro mundo y caer como lluvia de meteoritos la tarde del día de Reyes de 1985!

Finalmente, tenemos así la certeza de estar ante rocas que podemos tocar, y que vienen de visita desde distancias de muchos millones de kilómetros...
(*) El Perihelio es el momento donde la Tierra se encuentra a la menor distancia del Sol que le permite su órbita: 146 millones de kilómetros.
Agradecimientos: al geólogo Dr. Daniel Acevedo, del Centro Austral de Investigaciones Científicas del CONICET en la Ciudad de Ushuaia, Tierra del Fuego, Argentina, por su ayuda y comentarios en cuanto a los datos de la caída del meteorito de La Criolla y por su amistad.
Capital Federal, Buenos Aires, Argentina, 20 de Abril de 2005.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@yahoo.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Portada Acerca de... Índice Contacto Links