Página Espacial
Bienvenido. Estamos en la Web desde el 12 de Julio, 2003. Nos encontramos...!
   
 
Mensaje
 
Neocórtex humano: más complejo que
una galaxia

Redacción
Según el físico Roger Penrose, lo que hay en nuestra cabeza es órdenes de magnitud más complejo que cualquier cosa que podamos observar en el Universo: “Si nos fijamos en todo el cosmos físico”, dice Penrose, “nuestros cerebros son una pequeña, muy pequeña parte del mismo. Pero son la parte más perfectamente organizada. En comparación con la complejidad del cerebro humano, una galaxia es sólo una masa inerte”.
ada milímetro cúbico de tejido en el neocórtex, informa Michael Chorost en World Wide Mind, contiene entre 860 y 1300 millones de sinapsis. Por otra parte, las estimaciones del número total de sinapsis en el neocórtex van de 164 a 200 billones (*). Sin embargo, el número total de sinapsis en todo el cerebro es mucho mayor que esas estimaciones. El neocórtex tiene tantas neuronas como estrellas hay en una galaxia: 100 mil millones.

“Lo que todas las estrellas pueden hacer es atraerse unas a otras por medio de la gravedad”, escribe Chorost, y, si están muy cerca, intercambian calor”.

Un investigador estima que con la tecnología actual, se necesitarían 10.000 microscopios automatizados trabajando durante treinta años para mapear las conexiones entre todas las neuronas de un cerebro humano, y 100 millones de terabytes de espacio de disco para almacenar los datos.

Las galaxias son antiguas, pero los cerebros, autoconscientes, con lenguaje, y constructores de herramientas, son muy nuevos en la línea de tiempo evolutivo, con una antigüedad de unos 200.000 años. La mayoría de las neuronas en el neocórtex tienen entre 1.000 y 10.000 conexiones sinápticas con otras neuronas. En otra parte del cerebro, en el cerebelo, un tipo de neurona tiene de 150.000 a 200.000 conexiones sinápticas con otras neuronas. Incluso la más baja de estas cifras parece difícil de creer. Una pequeña neurona puede conectarse a 200.000 neuronas.

“El Universo podría fácilmente haber permanecido sin vida y simple, sólo física y química, sólo el polvo disperso de la explosión cósmica que dio origen al tiempo y al espacio”, dice Richard Dawkins, el famoso biólogo evolucionista de Oxford al reflexionar sobre la maravilla de la aparición de la vida en la Tierra y el proceso evolutivo en su clásico The Ancestor's Tale.

Dawking afirma que es asombroso que no lo hiciera, y que la vida evolucionara literalmente a partir de nada unos 10 mil millones de años después del surgimiento del Universo, dando lugar incluso a algo más asombroso: la aparición de seres racionales.

El neocórtex, del latín “nueva corteza”, en términos evolutivos es nuestro tercer y más nuevo cerebro humano. Es el que hace posibles nuestros juicios y nuestro conocimiento del bien y del mal. También es el sitio desde donde emerge la creatividad, y el hogar de nuestro sentido del yo.

El neocórtex, escribe Carl Sagan en su icónico Cosmos, es donde “la materia se transforma en consciencia”. Comprende más de las dos terceras partes de nuestra masa cerebral. El reino de la intuición y del análisis crítico; es el neocórtex donde surgen nuestras ideas e inspiraciones, donde leemos y escribimos, donde componemos música o realizamos matemáticas. “La corteza regula nuestras vidas conscientes. Es lo que distingue a nuestra especie, la sede de nuestra humanidad. La civilización es un producto de la corteza cerebral”, escribe Sagan.
Neocórtex humano, más complejo que una galaxia
Neocórtex humano, más complejo que una galaxia.
 

Fuente: Dailygalaxy.com
Versión en español: Espacial.org

 
(*) 1 billón = 1012; en los EEUU, 1012 = 1 trillón.
 
Mendoza, Argentina, 26 de Julio de 2013.
 
Los trabajos publicados sólo pueden ser reproducidos
con la expresa autorización de sus autores.
Estamos en contacto: betelyuz@gmail.com
Por cualquier corrección, sugerencia o comentario.
 
Sitio Oficial Carl Sagan Portada Acerca de... Índice Contacto Links Ir a Google Maps